Estadísticas sobre el progreso de Brasil hacia el ODS 9 según la Plataforma de Análisis Industrial de la ONUDI

*Gráficos extraídos de la Plataforma de Análisis Industrial de la ONUDI.

**El progreso evalúa el desarrollo del país de 2000 a 2019, mientras que el panorama proyecta la tendencia pasada del país hacia el futuro para estimar su probabilidad de alcanzar las metas de 2030.

 

 

Estadísticas nacionales sobre el progreso de Brasil hacia el ODS 9 y sus indicadores según el Informe Nacional Voluntario sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Brasil 2017

 

Para el desarrollo sostenible, tan importante como la construcción y el mantenimiento de una infraestructura económica y social adecuada - energía, transporte, telecomunicaciones, suministro de agua y alcantarillado, vivienda, hospitales, escuelas - es la existencia de un sistema nacional de innovación capaz de incorporar, adaptar y producir nuevas tecnologías. Las acciones centradas en las infraestructuras, la innovación, el entorno empresarial y la cualificación de la mano de obra, entre otras, son cada vez más relevantes en la agenda del Gobierno Federal. En este sentido, la consecución del ODS 9, es decir, la construcción de infraestructuras resilientes, la promoción de la industrialización inclusiva y sostenible y el fomento de la innovación, forma parte de la estrategia brasileña para retomar el crecimiento económico con inclusión social. La inversión en infraestructuras energéticas, por ejemplo, se considera uno de los factores esenciales para la erradicación de la pobreza, ya que la disponibilidad de energía abundante a bajo coste siempre se ha considerado uno de los principales factores de bienestar y desarrollo humano. Al mismo tiempo, y en consonancia con el desarrollo sostenible, la matriz energética brasileña sigue siendo una de las más limpias del mundo: en 2014, casi el 40% del suministro de energía nacional resultó del uso de fuentes renovables (el 15,7% provino de la biomasa de la caña de azúcar, el 11,5% de las centrales hidroeléctricas, el 8,1% de la madera y el carbón vegetal, y el 4,1% de la lejía y otras fuentes, como la eólica y la solar), frente al 13,2% de la media mundial. La energía eólica es actualmente la que más crece. Según la Asociación Brasileña de Energía Eólica, en seis años la capacidad instalada debería aumentar casi un 300%. Se han tomado varias iniciativas del Gobierno brasileño para ampliar las inversiones en infraestructuras, como el Programa de Asociación de Inversiones (PPI, por sus siglas en portugués), creado para generar empleo y crecimiento para el país a través de nuevas inversiones en infraestructuras y proyectos de privatización, que consolida y mejora la estrategia de privatización de la financiación y explotación de estos emprendimientos.

 

El PPI refuerza la coordinación de las políticas de inversión en infraestructuras mediante la colaboración con el sector privado. El objetivo es reformular el modelo de concesiones en Brasil, además de reforzar la seguridad jurídica, la estabilidad normativa y modernizar la gobernanza. El Programa posibilitará las oportunidades de negocio y ayudará a Brasil a retomar el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB). En el ámbito del programa, cuatro aeropuertos subastados - Porto Alegre - RS, Salvador - BA, Florianópolis - SC y Fortaleza - CE - fueron comprados por el monto total de R$ 3,72 mil millones, con una prima del 93,75% en relación a la oferta mínima prevista (R$ 754 millones). En conjunto, las ofertas ganadoras representan la mayor contribución fija al sistema aeroportuario. El Gobierno Federal subastó las terminales portuarias de Santarém-PA (R$ 68,2 millones) y la terminal de pasajeros del Puerto de Salvador -BA (R$ 8,5 millones), y también arrendó el área y la infraestructura pública de manipulación y almacenamiento de sólidos a granel de origen vegetal, especialmente trigo, del Puerto Organizado de Río de Janeiro-RJ (R$ 515,797 millones). Brasil cuenta con una densa estructura de investigación científica y tecnológica, desde laboratorios de investigación hasta plantas piloto y observatorios. Un reciente mapeo realizado por el Ipea identificó unos dos mil laboratorios y otros centros en más de cien universidades e instituciones de investigación brasileñas. Además, más del 70% de estas unidades han realizado inversiones importantes hace menos de cinco años, y la mayoría de ellas hicieron su última inversión hace menos de un año. Estos avances en la actualización y ampliación del sistema de ciencia y tecnología del país responden a las aportaciones de recursos de diversa procedencia realizadas en los últimos años, especialmente de fondos sectoriales, a través del Fondo Sectorial de Infraestructuras, el CT-Infra. En el ámbito de la ciencia, la tecnología y la innovación, como resultado del fortalecimiento de las instituciones, las políticas y la infraestructura de investigación científica y tecnológica en las últimas décadas, Brasil también cuenta hoy con un marco de instrumentos para fomentar la innovación similar al utilizado en la mayoría de los países desarrollados, que van desde el apoyo financiero directo, el crédito, los incentivos fiscales, además de las medidas regulatorias. El programa nacional Startup Industry Connection, por ejemplo, tiene como objetivo identificar las demandas de la industria y mapear las startups (empresas nacientes) que pueden satisfacer estas necesidades. Hasta finales de 2017, se destinarán 10 millones de reales a esta acción.

 

El programa Mi Ciudad Inteligente fue concebido a partir del programa Ciudades Digitales y del Brasil + Inteligente. El programa lleva a las ciudades brasileñas una red de fibra óptica para conectar los organismos públicos y las ciudades a Internet con el fin de modernizar la gestión municipal y el uso de los servicios gubernamentales. Las localidades también contarán con soluciones de ciudad inteligente que permitirán, por ejemplo, controlar la seguridad, el transporte y el alumbrado público. En dos convocatorias públicas, Ciudades Digitales seleccionó 334 municipios de todo el país. La inversión prevista hasta la conclusión del programa es de más de R$ 241 millones, que se aplicarán en la construcción de 987km de redes, la conexión de más de 6 mil puntos y la implantación de 840 plazas de acceso libre. Otra iniciativa relevante en el ámbito de la innovación en infraestructuras es el lanzamiento, en mayo de 2017, del Satélite Geoestacionario de Defensa y Comunicaciones Estratégicas, que permitirá la comunicación entre organismos y entidades de la administración pública federal, la seguridad en la transmisión de información y la expansión de la banda ancha en lugares remotos. El satélite permitirá, por ejemplo, que las escuelas, los hospitales y los puestos de salud situados en lugares remotos tengan acceso a Internet de banda ancha, lo que permitirá el intercambio de información.

 

  • Organismo responsable de los ODS: Secretaria de Governo da Presidência da República do Brasil

 

Fragmento de texto extraído del Informe Nacional Voluntario sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Brasil 2017.

 

 

Brasil posted this
2021
Informe Nacional Voluntario sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible - Brasil 2017
Informe Nacional Voluntario sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible - Brasil 2017

PORTUGUÊS   RELATÓRIO NACIONAL VOLUNTÁRIO SOBRE OS OBJETIVOS DE DESENVOLVIMENTO SUSTENTÁVEL   Est...

Tools

Informe Nacional Voluntario sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible - Brasil 2017
Informe Nacional Voluntario sobre los Objetivos de D...
Tools

SDG-9 Industry Tracker: Explore a country’s progress towards achieving industrial development targets

The UNIDO Industrial Analytics Platform is an innovative tool featuring data on select indicators of industrial development and relevant research by leading experts in an accessible format.

GO TO IAP